PULIDORAS


Pulidora Electrica MANUAL
INSTRUCTIVO DE OPERACIÓN SEGURA
Objetivos
Dar a conocer los principales riesgos de la herramienta y los sistemas de
protección más adecuados para controlar los riesgos.
Caracteristicas Generales
Las pulidoras manuales de operación eléctrica, son  máquinas empleadas para
pulir salientes, cordones de soldadura, soltar remaches, redondear ángulos, cortar
metales, entre otras. Su campo de aplicación se extiende a varios procesos de la
industria.
Piezas que la componen
Carcaza: Pieza metálica que contiene el rotor embonado, colector y escobillas con
un eje rotor que acciona el cabezal por medio de un mecanismo que ofrece una o
varias velocidades.
De acuerdo con la protección a Descargas Electricas, se clasifica asi:
Clase I: Generalmente denominadas blindadas, poseen una carcasa metálica
aislada de los conductores de carga; todas las herramientas de este tipo deben
estar conectadas a tierra.
Clase II A: Herramientas totalmente aisladas, poseen una carcasa aislada que
contiene todas las partes metálicas. No requieren puesta a tierra.
Clase III B: Herramientas de doble aislamiento, poseen un aislamiento doble entre
partes activas y carcasa; cuando son de carcasa metálica tampoco requieren
puesta a tierra. Mango: Pieza de material no conductor eléctrico en el cual, va insertado el
comando de la herramienta. Se utiliza para asir la  herramienta, y de ahí la
importancia de que cuente con un diseño ergonómico y funcional..
Mango auxiliar:  Pieza de material no conductor eléctrico, el cual puede
enroscarse al cuerpo de la pulidora, generalmente, puede hacerse opcionalmente
a ambos lados para proporcionar firmeza en el agarre de la herramienta.
Comando de arranque y parada: Debe ir en un lugar de fácil acceso, teniendo
empuñada la herramienta. Son recomendables los modelos que tienen dos
opciones de marcha: mientras esté el botón oprimido y con un retenedor  para
mantener el funcionamiento sin que esté oprimido el mencionado comando. Debe
liberarse con solo oprimir el botón para producirse la parada.
Selector de velocidades: Algunas pulidoras disponen de un selector de
velocidades, el cual se debe elegir de acuerdo a las características del trabajo.
Vástago de montaje: Es un eje sobre el cual va colocado el disco de la pulidora.
Tuerca de Apriete: Es el elemento de sujeción del disco y a dispone de una llave
especial, acorde con el modelo de la pulidora. Es conveniente que si se dispone
de portallave inserta en la pulidora se mantenga en dicho lugar; en caso contrario
se aconseja amarrarla cerca del enchufe para disponer siempre de dicho elemento
y evitar apretar con llaves inadecuadas que no garantizan la firmeza del montaje
del disco.
Disco:  Consiste en un material abrasivo, que adherido a un alma que le
proporciona características de tenacidad y flexibilidad, mediante un aglutinante
dan al disco condiciones que lo hacen apto para tolerar el giro y el contacto contra
materiales que debe desbastar.
El grano del disco, determina tanto la capacidad de abrasión sobre la pieza o parte
que se desean pulir, como el nivel de vibración y ruido que genera.
Resguardo del disco:  Consiste en una cubierta que evita parcialmente el
contacto con el disco y la proyección del material  residual del pulido hacia el
operario.
Cable Flexible: El cable debe disponer de tres conductores:
a) Conductor activo.
b) Conductor neutro
c) C) Conductor de protección para conexión a tierra.
Debe estar constituido por un aislamiento exterior que no debe presentar fisuras o
desgastes que dejen los conductores al descubierto. En un extremo dispondrá de
una clavija y en el otro extremo de un enchufe. Método de trabajo (principio de funcionamiento)
Las pulidoras manuales para metales son herramientas que, mediante el giro de
un disco abrasivo, permiten pulir cordones de soldadura, redondear puntas y
aristas para obtener superficies lisas.
La tecnica del proceso consiste en :
o Siempre que la pieza que se vaya a pulir, no tenga un peso que garantice
su estabilidad, se debe proceder a sujetarle mediante prensas que eviten
su movimiento.
o Debe observarse que en la proximidad no existan líquidos inflamables o
materiales combustibles, pues las crispas que generan se puede constituir
en energía activante para la generación de incendios.
o Cerciorarse de que el voltaje del tomacorriente esté sea el mismo de la
pulidora.
o Verificar el buen estado de cable, comando de arranque y parada, así
como el estado de sujeción del disco.
o El disco no debe presentar averías ni desgaste excesivo.
o Para colocar o cambiar el disco, no es suficiente  tener apagada la
pulidora. Es indispensable que esté desconectada de la energía eléctrica.
o Si cuenta con selector de velocidades, elegir la más acorde con el trabajo
que se va a realizar, teniendo en cuenta que a mayor velocidad habrá
incremento de vibración, ruido y temperatura.
Riesgos específicos derivados del funcionamiento
Los Riesgos específicos derivados de las diversas operaciones realizadas con
pulidoras, se pueden concretar en:
A.. Abrasiones, cortadas, golpes.
Las causas que pueden producir este accidente, pueden ser:
1. Accesibilidad a la zona de pulido por carecer la misma de protección
adecuada.
2. Accionamiento involuntario de la máquina.
3. Falta de sujeción de las piezas que se van a pulir.
4. Rotura del disco.
5. Inclinación inadecuada de la pulidora que debe ser de 30º a 40º, por
lo cual no debe operarse dentro de espacios muy cerrados. 6. Rapada de la herramienta por sujeción débil de la pulidora, falta de
mango auxiliar o golpes con partes o materiales próximos.
B.  ruidos y Bibraciones:.
Causas:
1. No sujetar la pieza que se va a pulir.
2. Poco firmeza en el agarre de los mangos.
3. Mantenimiento deficiente de la pulidora.
       C. Humos, vapores, material particulado, quemaduras.
Se producen  por:
1. Excesivo calentamiento del disco y de la pieza sometida a pulido
(velocidad muy alta, disco de grano muy grueso, excesiva presión
sobre la pieza que se pule).
2. Material a pulir no desengrasado y/o decapado.
3. Falta de protector del disco.
Sistemas de protección
Verificar voltaje, estado del cable y demás conexiones eléctricas.
Ajustar adecuadamente el disco, utilizando la llave de la pulidora.
Mantener colocado y firme el resguardo del disco.
Abstenerse de tocar el disco o la pieza que se esté trabajando, hasta que el calor
se haya disipado.
Asegurar la pieza que se vaya a pulir, mediante sujeción por medio de prensas.
Verificar que no existen atmósferas inflamables, líquidos y sólidos que puedan
incendiarse por las chispas de la pulidora.
Precauciones para tener en cuenta el operador Queda terminantemente prohibido que dicho equipo sea operado por personas
que no hayan sido autorizadas por la empresa para hacerlo.
Diariamente, antes de poner en funcionamiento la herramienta, se deberá revisar
el estado general.
Verificar estado de tomacorriente que vaya a suministrar energía y comprobar su
voltaje. Si no tiene polo a tierra y el equipo lo requiere, puede hacer la conexión a
tubería hidráulica metálica o a otro equipo que disponga de dicha conexión.
Observar conexiones eléctricas y en caso de cualquier avería que observe debe
comunicarlo de inmediato a Mantenimiento.
Observar el estado del disco y si presenta cualquier clase de daño o desgaste
excesivo proceder a sustituirlo.